Todos los productos que comercializamos tienen componentes de tipo plásticos que son contaminantes, por lo que una vez que los vaya a desechar, debe depositarlos en los contenedores de residuos designados por la normativa legal de su estado o comunidad.

No los tire a la calle o fuera de los sitios adecuados, ya que son productos que tardan muchos años en descomponerse y podrían ser tóxicos para la fauna y la flora de su entorno.